viernes, 15 de junio de 2018

Vigésimo tercera epístola a una amistad caducada



02 de noviembre de 2007
Tremendas fotos. Las acabo de pasar al ordenador y estoy que me tiro al suelo. ¡Están geniales! ¡Y qué guapos quedamos!
Solo acordarme de las risas de esa noche me saltan las lágrimas, entre las Spice Girls, la rubia que casi fregamos el suelo con ella, el espejo donde […] y tú os mirasteis y que mal os visteis y el chico que cuando llegamos salió de la nada. Una fiesta alucinante, creo que fuimos los únicos que nos lo pasamos que te cagas si hasta nos regalaron botellas y todo de lo bien que nos portamos. Y que bien les regamos los viñedos, la cosecha del año que viene ni la de Falcon Crest.
¿Y qué tal el día después? ¿[…] bien? Porque teníamos una encima que madre mía. No sé ni cuantos cubatas bebí pero comí que aun si hago burp sale alcohol en estado puro. Dios cómo bebimos, Dios cómo jalamos. Y […], pobre […] cómo estaba. Y […]. Llegó se acostó y los ronquidos como si serrara troncos. Tenía una alegría encima que daba gloria. Me dio cosiña que no bebieras nena, todos allí bebiendo y tú sin nada. Prométeme que para la próxima beberás, por favor. (uy yo corrompiendo).
Las fotos te las mando por fases porque son unas cuantas, primero te mando las poquitas que nos hicimos con […], reenvíalas a […], […], […] y […] que a saber dónde he puesto las direcciones de correo (es el alcohol que me perjudica). Ya luego enviaré de dos veces las de Halloween, a […] le mandaré donde sale ella y hay una que tienes que guardarla bien, te darás cuenta de por qué.
Bueno, te dejo que voy a […] a hacer la compra con el cuerpo tan estropeado que tengo. Recuerda que aún quedan muchas fiestas más y el fin de semana del veintitrés al veinticuatro ta chan ta chan, el cumple de […]. Reservad esos días en la agenda que la que vamos a liar.....
Un besazo y cuídate mucho nena.”

Prehistoria de una amistad antigua XIII



21 de mayo de 2007
“¿Oficina de […] o de […]? ¿Vino dormido o despierto? ¿En vasos de chupito o en copichuelas? ¿Pulpo o faisán? ¿Jefe o empleado de su mujer? Be tinto my friend.
Esta vez sí que se sale, el viernes fue mejor que el anuncio del chino, toda la noche llena de dudas. Y el sábado no te cuento ¿[…] […]? ¿El […] o el […]? ¡Qué finde! Nos lo pasamos genial, que hasta […] de camino a casa me dice hacía tiempo que no hacíamos esto, habrá que repetirlo más a menudo. Si es que estuvo genial, qué risas, qué cubatas. Mis lentillas aún no se han recuperado.
Aquí te mando las fotos que tengo, dos de tu cumple (su santidad con la llamada telefónica perdió el norte con la cámara y no hizo más) y las del viernes. Están chulísimas, es que somos los mejores y los más guapos. Hasta mi hermano gemelo nos tiene envidia.
Lo de las oposiciones creo que me animo y sí, acepto, espero que nadie se oponga a esta boda por Dios ni salir yo corriendo como […] en […]. Eso sí una pregunta, me baje la ley 30/92, ¿me aprendo la que esta modificada del 2003? Me imagino que sí, porque es lo más actual. Que ya estoy con la constitución y la ley esta, saldré catedrático perdido o abogado.
Toma nota de estos títulos de pelis, se salen: Bajo el sol de la Toscana, Conociendo a Julia, Primer verano (no la he visto, me la recomendaron y dicen que es preciosa), Largo domingo de noviazgo, El último beso, Manual de amor, Té con Mussolini, La joven de la perla, El tigre y la nieve. Ya te iré enviando mas títulos que seguro te van a gustar.
Bueno, te dejo que tengo que subir a […] antes de ir al curro con los críos, a ver si consigo cloroformo de calidad y algo de ritalina y toracina. Cuídate mucho y saludos a la gente.
Un besazo desde el imperio romano.”

martes, 5 de junio de 2018

Vigésimo segunda epístola a una amistad caducada



26 de octubre de 2007
“¡Extra extra! Su santidad visita la oficina de […] de incógnito, ¡Extra Extra! Compre su periódico y lea la noticia de la visita de su santidad a la oficina de […] antes de que se nos agoten, ¡Extra extra!
Como has podido comprobar he estado en la oficina, todavía me falta la de […] pero a ver cuando hago tan esperado viaje. Así me reencuentro con mi hermano gemelo que hace que no lo veo la tira. Ains, entré en la oficina y casi no salgo. Entre que hablo con […], […] y […], que le eché una maldición al nuevo (hay que ver a quien enviaron, que poco glamour y que sosainas), luego con […], con […], vamos con todo el mundo. Hablé con […], por lo visto […] va a hacer una paella y aún no han comprando las cosas. Que seguramente […] las compre y el mismo día haya que hacer la repartición y aflojar lo que toca por barba. Lo que si estaban era con lo del regalo de […] pero ya solucioné lo nuestro. Dicen que si ibas a la comida que te esperaban y que me guardaran paella, ya les dije que gracias por el detalle pero con algo de tinto para empujar, no sé, digo yo. Bueno más bien lo dice mi hígado. Pero vamos, que no nos preocupáramos, que […] puede ir con tranquilidad y todo. La que vamos a pillar........
Una duda, es que hable con […] que me comentó todo el trámite de tu traslado y la negativa de […]. Lo escucharon los demás y dijeron que no sabían nada. De verdad nena, perdón, que quizás no querías que se supiera nada y nosotros dos hablando como si tal cosa y ellas con la oreja pegada. Que pensé ay Dios mío que seguro que […] no quería que se supiera nada por ahora y nosotros como dos porteras. Lo siento, perdón. La que si noté rara fue a […], ¿qué la pasará? Estaba como en el limbo y mirándome con cara de cordero degollado, como si quisiera hablar, no sé.
Y lo de la fiesta de […], tenemos que quedar para darte nuestra parte. Tú avisa cuando puedas, que si es mañana pues nada, quedamos y nos tomamos algo o hacemos botellón (¡hígado! tuch tuch) Como quieras que por nosotros no hay problema alguno. Como si toca organizar una de las nuestras que tengo unas botellitas de vino blanco de aguja bien fresquito. Bueno, avísame si eso.
Ains, me pongo a teclear y es que no paro. Un día de estos en un email se me va a ir la historia del Antiguo Egipto y todo. Saluda a […] y a […], que tenemos ganas de veros y echarnos unas risas y unos tintos on the rocks.
Un besazo y cuídate mucho.”
P.D. Ojalá que el destino haya sido cerca, que como el norte no hay nada. ¡SUERTE!”

miércoles, 30 de mayo de 2018

Prehistoria de una amistad antigua XII



16 de mayo de 2007
Una morena y una rubia hijas del pueblo de Madrid tienen las dos a cual más gracia que no las puedo resistir.
Ains, esta feria de san Isidro en los Madriles. Comiendo barquillos y bailando chotis con las chulapas. Así tengo los pies como dos huevos fritos.
¿Qué tal estamos nena? ¿Cómo va todo por ese […] caluroso? Esperemos que bien, y qué envidia, con aire acondicionado. En el colegio también lo tengo pero funciona con mi mano derecha y un abanico. Qué cutres en el cole, ya podrían apiadarse de mí que los críos cada día están mas salvajes. Ni el éter les hace efecto.
Por aquí bien, ya mejor de la gripe vaticana aunque aún me quedan restos. Una semana llevo con ella y por lo visto le ha cogido gusto a mi cuerpo serrano. Porque no me deja ni a tiros. Aún tengo tos y moquitos, pero vamos, eso el viernes se soluciona con tintito. No puedo evitarlo, la falta de riego en mi hígado es más fuerte que yo. ¡Quiero tinto! 
A ver si hacemos algo el viernes, lo de […] no tiene mala pinta la verdad. Ya a […] lo tenemos en ayunas para que el viernes cene a gusto. O los huevos a la estampida, que por mí no problema, por jalar será, digo, que salí bueno de boca.
Tú avisa a este humilde pontífice que ya hace masajes en su hígado.
Saludos a la gente.
Un besazo y cuídate mucho.”