lunes, 25 de septiembre de 2017

Primera epístola a una amistad caducada


31 de agosto de 2007
“Muy buenos días, bienvenida un día más a Vaticano directo, el programa magazine más visto de la televisión vaticana junto al osito Misa, Club Megacrucifix y el campeonato de genuflexión en pista cubierta.
Ains, por fin es viernes, san viernes mártir patrón de fiestas, conciertos, cubatas de ron y otras zarandajas festeras. Y esta noche concierto, espero que no se hunda el mundo, a ver si intercedo ante el altísimo para que lo aplace unos días. Dime la hora y el lugar para sincronizar relojes. Bueno, el lugar si eso, será en tu casa para dejar los coches bien aparcados que hasta arriba no es tanto. Que si fuera ir caminando a candelaria será otra cosa.
Tenemos unas ganas del concierto y de fiesta, que […] lleva días preguntándome, como en Pasapalabra. Bueno, me retiro en espera de la sincronización. Ahora voy a la colada que me ha tocado de gracita morales, ains las que tienen que servir.

Un besazo pre concierto.”

miércoles, 20 de septiembre de 2017

5º y último saludo norteño


07 de febrero de 2010
 “¡Hola […]!
¿Qué tal estás?
Yo con muchísimas ganas de dejarme caer por […] y estar contigo un rato que hija mía, se os echa de menos una barbaridad. Me prometieron que me llamarían y llevan así un año ya, que con esto de que cambiaron de directora provincial y que si las listas están congeladas, a esperar toca. La de personal dice que espere pero claro, en abril me toca […] y me incorporo y no es plan de estar diciendo que no en un lado para mover papeleo en otro. Por el momento desempleado que encima se me olvidó hasta renovar la demanda de empleo y tengo que tenerla en alta para […]. Y todo por una gripe y la gastroenteritis que tengo ahora. A ver si […] tarda un poco para que no se note que no tengo el alta.
Y preparando las oposiciones de nuevo que las del año pasado me quedé con treinta y tres puntos y pedían cuarenta. Yo lo sigo intentando que por hacerlo no pierdo nada. A ver si consigo un puestito en el que defenderme y con el que poder comprarme un pisito y tener independencia que va siendo hora.
Bueno, cuídate mucho, […], que ya iré un día y las secuestraré a la hora del desayuno.

¡Un besazo norteño!”

domingo, 17 de septiembre de 2017

Just give me a reason


Las razones para celebrarlo eran escasas. Ahora son prácticamente nulas. Supuse que aún quedaba algún motivo perfectamente válido pero no era así. Si ese motivo existía, se ha esfumado. Barajar las causas sería una ardua tarea que no estoy dispuesto a afrontar. Si lo hiciera, me dejaría cansado y exhausto cuando lo que de verdad quiero es no tener que reflexionar acerca de por qué las cosas han cambiado tanto. Todavía recuerdo momentos como aquel cumpleaños, hace ya años, celebrado en la playa junto a una quincena de amigos que consideraba eso, amigos. Pero mucho no duraron a mi vera y hoy solamente me quedan esos recuerdos de una fantástica noche oscura con un plateado mar de fondo. Y todavía recuerdo aquel cumpleaños organizado en una alquilada casa rural del que atesoro momentos felices que jamás podré olvidar. De ese fin de semana poco más queda que recuerdos y fotografías escondidas en un cajón.
Nadie se va a acordar y, si se acuerdan, de ahí a que digan vamos a celebrarlo va un ancho trecho. Por eso, como ya he comentado en ediciones pasadas, he deshabilitado la fecha de mi cumpleaños de redes sociales y otras zarandajas que puedan dar pistas de que ando cumpliendo años. No necesito felicitaciones forzadas, muchas de ellas haciendo uso de una gran educación y diplomacia. Y mucho menos necesito regalos comprados a última hora sin tener ni pajolera idea de mis gustos, de mi estilo, de lo que me va, de los colores que me gustan ni de mi talla. Los regalos siempre me han dado igual, prefiero que estén a mi lado y que se acuerden de la fecha de mi cumpleaños. Pero me revienta sobremanera que, ya que se toman la molestia, que al menos me conozcan y den en el clavo con lo que compran que empiezo a acumular cosas que difícilmente voy a utilizar como ese jersey de rombos o la camiseta de cuello abierto.
Pero con el olvido, despiste intencionado o como se le quiera llamar, de los últimos cumpleaños y contemplando la actitud que toman, hasta me han hecho un favor. Si no me compran regalo, yo tampoco compraré y así me ahorro un dinero que si lo pienso aún recuerdo aquel cumpleaños de una amiga el cual me salió unos cincuenta euros largos entre la cena, el regalo y las copas. Es dinero que ahorro y el agobio de ir a recorrer tiendas buscando un detalle que luego van a arrimar a un lado dando las gracias de dientes para fuera pero pensando en la mierda que le he comprado. Un sufrimiento menos que espero se siga prolongando en el tiempo.

Si es que no hay mal que por bien no venga, y bien está lo que bien acaba. Sinceramente prefiero esto de que nadie se acuerde. Evito muchísimo con ello y no solo económicamente hablando. Mi cumpleaños será como los cumpleaños de cuando era niño, que pasaban sin pena ni gloria ya que era la fecha justa antes de empezar en la escuela. Será aquellos, con comida especial en casa, con algo de tarta, un vaso de refresco y otro de sidra y a sonreír durante toda la jornada. Si es que cumpleaños como esos, familiares, íntimos y privados son los mejores.

domingo, 10 de septiembre de 2017

Misiva a un desaparecido VI y final


19 de febrero de 2009
“Hola, bienvenidos un día más a España Directo, hoy con un reportaje y unas escalofriantes fotos que os mostramos en rigurosa exclusiva.
No, que han quedado muy bien. Salimos geniales y guapísimos, que somos los más guapos de la oficina de [...], sin duda alguna. Espero que os gusten que han quedado muy bonitas y salimos muy fotogénicos.
Disfrutad de Carnaval, que como dijo Terminator, volveré...

Un besazo enorme.”

martes, 5 de septiembre de 2017

4ª saludo norteño


07 de febrero de 2010
“¡Hola, buenas noches, bienvenida una vez más a España Directo!
¿Qué tal estás, nena?
Yo recuperándome de una gastroenteritis que me ha tumbado desde el martes. Bueno estoy yo para una guerra que al silbido de la primera bala salgo corriendo y no paro hasta ver el cartel Burgos a quinientos metros. Ganas de poder quedar contigo pero en condiciones y de estar toda una tarde que tengo que contarte una barbaridad de cosas (esa tarde que preparen café bien cargado). Te prometí que antes de Navidad iría pero entre el examen de las oposiciones que me quedé con treinta y tres puntos, la boda de mi hermano, la gripe A esa que me dejó en noviembre apagado y fuera de cobertura y la muerte de mi otra tía en diciembre, pues imagínate el panorama.
Ahora, bueno, preparándome las oposiciones de nuevo, a hacienda que vuelvo en abril y menos mal […], porque esperando que me llamaran para el [….] y que si quieres arroz, Catalina. Claro, cambiaron de director, ahora está creo que [….], no tienen ni una perra gorda pues a esperar. Que las listas están congeladas me dijo la de personal pero auxiliares siguen llamando, técnicos ni para los buenos días. Yo mientras a seguir escribiendo el blog, pensando en publicar una cosiña que escribí en Navidad y a ver que va saliendo.
Te me cuidas mucho por los santacruces.

¡Un besazo desde la otra parte de la isla!”

miércoles, 30 de agosto de 2017

Misiva a un desaparecido V


02 de marzo de 2008
“Aquí va otra sesión más de fotos en las que salimos geniales, como siempre. Son la muestra de lo bien que lo podemos llegar a pasar y disfruta de la vida que sigue siendo bella.
 Aquí van las fotos del sábado, que da gusto vernos con lo bien que lo pasamos. De verdad que salir con vosotros es todo un placer, que siga siendo así. Ya iré enviando las demás que son unas cuantas.

Un saludo post carnavalero y un abrazo.”